La científica Pilar Mateo visita al alumnado del colegio Alfonso X El Sabio de Requena
Leer más
El precio de la almendra sigue con cotizaciones positivas debido a la falta de oferta
Leer más
Se cumplen 5 años de la alternativa de Jesús Duque en Valencia
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena (02/03/19)

El 91% de los beneficiarios en España de las ayudas directas de la Política Agrícola Común tiene más de 40 años, según se desprende del informe Ayudas Directas y Desarrollo Rural que acaba de difundir el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), en el que hace un análisis de la edad y el sexo de los perceptores de dichas ayudas comunitarias en 2017 tras cruzar sus datos con otros de varias bases del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En ese ejercicio, el 92,87% del total de los beneficiarios de ayudas directas de la PAC -en concreto 426.705 agricultores y 252.214 agricultoras- fueron personas físicas, frente al 7,15% correspondiente a personas jurídicas como cooperativas, sociedades agrarias de transformación o sociedades mercantiles, entre otras.

El estudio plasma una pirámide demográfica de los beneficiarios de los pagos directos “asimétrica” y “envejecida”.

Sólo el 0,62 % de los que reciben las ayudas (4.184 personas) tiene menos de 25 años; el 8,30 % (56.354), entre 25 y 40 años; el 52,94 % (359.425), entre 40 y 65 años y el 38,14 % -un total de 258.956 personas- se encuentra ya en edad de jubilación al tener más de 65.

El relevo generacional es “preocupante” en el caso de las productoras, pues solo aparecen 914 jóvenes menores de 25 años frente a los 3.270 de hombres. En concreto, de las 252.214 agricultoras que perciben ayudas directas de la PAC, 102.728 son mayores de 65 años; 132.778 se sitúan en la horquilla de entre 40 y 65 años; 15.794 mujeres cuentan entre 25 y 40 años y sólo por debajo de esta edad se encuentran las ya mencionadas 914 agricultoras.

Entre los hombres, 156.228 son mayores de 65 años; 226.647 cuentan entre 40 y 65 años; 40.560 entre 25 y 40 años y únicamente 3.284 bajan de los 25.

Respecto a los importes percibidos por los beneficiarios para desarrollo rural, que incluyen ayudas directas y ayudas al desarrollo rural del Gasto Público Total de los fondos europeos Feader, la participación masculina es aún más abultada, ya que el 67,18 % de los beneficiarios son hombres frente al 32,82 % de las mujeres.

En 2017, el número de perceptores de ayudas de desarrollo rural fue de 152.726 personas, el 21,65 % de ellas con más de 65 años; el 62,78 % con una edad de entre 40 y 65 años; el 14 % del segmento de entre 25 y 40 años y el 1,57 % restante -2.398 personas- menores de 25 años.

La balanza se inclina siempre hacia el lado de los hombres en todas las escalas de edad: las ayudas al desarrollo rural están más equilibradas entre los más mayores (13.613 mujeres y 19.452 hombres de más de 65 años) y se duplican para los de 40 a 65 años (31.020 mujeres y 64.867 hombres).

Entre los beneficiarios de entre 25 a 40 años se triplican (5.091 mujeres y 16.285 hombres) y entre los más jóvenes su cuadruplica (401 mujeres y 1.997 hombres).

El FEGA detalla en el informe la distribución de las ayudas directas y para el desarrollo rural por edad y sexo en cada una de las comunidades autónomas.

 

Comparte: El 91% de los agricultores que se benefician de las ayudas de la Política Agraria Común, PAC, son mayores de 40 años