El pasado viernes 15 de marzo se presentó en San Antonio la carrera 15K Tierra del Vino
Leer más
Los jóvenes agricultores son la savia de las cooperativas agrarias del futuro
Leer más
València Turisme acude al Salón Internacional B-Travel de Barcelona con el acento puesto en la luz de las comarcas
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

Requena (15/01/19) Fuente: Ecocosas

Todos los vinos producidos en California (una de las principales zonas vitivinicultoras de EE.UU.) analizados contienen Glifosato, el principal ingrediente del Herbicida Roundup, que en el Estado de California clasifica ahora como un “carcinógeno conocido”.

Antes de tomar una copa de vino californiano como los del valle de Napa, que son considerados entre los mejores del mundo, debe saber que probablemente estará tomando una porción significativa del infame herbicida Roundup de Bayer-Monsanto o algunos de sus similares.

El grupo nacional de concienciación sobre los OGM, Moms Across America, envió diez botellas de vino de California al Microbe Inotech Lab de St. Louis, incluyendo marcas orgánicas y biodinámicas.

Los vinos probados procedían de la región costera del norte de California, en los condados de Napa Valley, Sonoma y Mendocino, también conocidos como “Región de los Vinos”.

Los niveles de contaminación eran 28 veces más altos en el vino convencional que en el vino orgánico, con niveles que oscilaban entre 0,659 partes por billón en el vino orgánico y 18,74 partes por billón en el vino convencional.

El nivel más alto de glifosato se encontró en un Cabernet Sauvignon 2013 procedente de un viñedo convencional de cultivo químico. El más bajo fue en un Syrah 2013 de un viñedo biodinámico y orgánico que nunca había sido rociado según el propietario. Un segundo vino orgánico de uvas tintas mezcladas de 2012, tenía .913 ppb de glifosato.

Los científicos alemanes han demostrado que incluso .1 ppb de glifosato, que es patentado como antibiótico, ha demostrado que destruye las bacterias intestinales beneficiosas y promueve la proliferación de bacterias intestinales patógenas. Las bacterias intestinales son responsables del 70% de nuestro sistema inmunológico.

Comparte: Glifosato detectado en el 100% de los vinos Californianos, incluso en los orgánicos