Jueves , 14 diciembre 2017
Titulares de hoy
Inicio » Columnas » ¿Depresión Posparto?
¿Depresión Posparto?

¿Depresión Posparto?

Son muchas las cuestiones y variables que giran alrededor del término “depresión posparto”, pero de lo que no hay duda es que son muchos cambios los que sufre una mujer durante el embarazo, el parto y el posparto.

Tras el parto las mujeres experimentan cambios biológicos, físicos, emocionales y sociales.

El parto acarrea cambios hormonales en el cuerpo de la mujer. Los niveles de estrógeno, progesterona y otras hormonas, caen bruscamente tras el nacimiento del bebé, estos cambios hormonales pueden estar relacionados con la llamada “melancolía posparto”.

El embarazo y el parto a veces pueden conllevar a problemas y molestias físicas, en ocasiones la recuperación no es fácil y/o rápida. Los cambios en la alimentación y el sueño también afectan el estado físico de la madre.

Algunas mujeres también pueden sentirse menos seguras y atractivas después del parto, el cuerpo cambia en menor o mayor medida y el tiempo para dedicarse a ella misma, escasea.

Además de todo esto, están los cambios sociales y familiares que una mujer sufre tras el parto, la vida de pareja cambia, si hay otro hijo puede que sufra celos y demande más atención y la vida social en general se ve influida y modificada tras la llegada del bebé.

Aparte, en la actualidad casi todas las mujeres trabajan fuera de casa, por lo tanto el nivel de exigencia en cuanto a la recuperación y a la organización en casa es mucho mayor.

Otro factor a tener en cuenta es que en ocasiones las mujeres no experimentan los sentimientos que estaban esperando o que sus amigas y familiares le habían contado que iba a sentir, el ” amor maternal” tiene muchas formas y cada mujer lo experimenta de una manera, intensidad y tiempo diferente.

No hay que preocuparse ni decepcionarse con una misma por “no sentir lo esperado”, ya que esos sentimientos son muy subjetivos.

Hay mucho mito y falsa prensa sobre lo que es la llegada de un bebé sobre lo que tenemos que sentir y como tenemos que actuar, si estas creencias las llevamos al extremo puede que nos sintamos mal al descubrir que lo que nos sucede, como nos sentimos y lo que sentimos hacia el bebé no se parece mucho a lo leído en revistas y libros o lo escuchado de otras personas.

Para la mayoría de personas dar a luz puede ser muy estresante y ser madre es una profesión que se aprende sin manual, entre 10 – 15 mujeres como mínimo, de cada 100 que tienen un hijo, sufren depresión posparto.

Los síntomas son los mismos que en una depresión común, la diferencia es que comienza normalmente durante el embarazo o los tres primeros meses después de tener el bebé (sobre todo el inicio es en el primer mes)

 

¿Cuáles son los síntomas?

  • Sentirse deprimida, desanimada la mayor parte del tiempo o sentirse peor en momentos puntuales
  • Estar irritable
  • Cansancio
  • Insomnio, no poder quedarse dormida a pesar de estar muy cansada
  • Pérdida de apetito
  • Ser incapaz de disfrutar de cosas de las que antes disfrutaba
  • Pérdida del deseo sexual
  • Verse incapaz de afrontar la maternidad
  • Sentirse culpable por no sentirse bien
  • Excesiva preocupación
  • …..

Si durante el embarazo o tras el nacimiento del bebé, sientes algunos de estos síntomas no debes asustarte ya que son posibles tras sufrir estos cambios (físicos, biológicos, emocionales y sociales). Si los síntomas son leves se pueden afrontar con un mayor apoyo familiar y de amigos, pero si los síntomas son severos, persistentes y no nos dejan adaptarnos a la situación y vivir satisfactoriamente el día a día, sería adecuado pedir ayuda a un profesional.

 

Virginia Berlanga,

Psicóloga Col.11904

Centros Psicopedagógicos Gabaldón

www.centropsicopedagogicogabaldon.com

 

Deja un Comentario

Scroll To Top