Últimas Noticias
Inicio / Columnas / Efectividad frente a demagogia

Efectividad frente a demagogia

EL OBSERVATORIO DEL TEJO. JULIÁN SÁNCHEZ

He de reconocer que, en principio, esperaba más de la primera propuesta que el equipo de Pedro Sánchez vino a efectuar como anuncio de iniciativa parlamentaria dirigida  como propuesta de atenuación de la situación del desempleonube en nuestro país y que fue registrada la pasada semana en el Congreso como “proposición no de ley”. La propuesta, en líneas generales, supone el establecimiento de un subsidio de 426 euros mensuales dirigido a parados sin ingresos que tengan hijos a su cargo, y otros colectivos vulnerables como las víctimas de violencia machista, los discapacitados y los parados mayores de 45 años que hayan agotado sus prestaciones.

En principio habrá que reconocer que toda ayuda que se dirija a colectivos especialmente sensibles y maltratados por la actual situación socio económica, no viene a ser una medida que carezca de sentido común y su aplicación ofrezca una posibilidad de paliar determinadas situaciones que deben subsanarse si o si, en una sociedad que se rige por una constitución que proclama el Estado Social y Democrático de Derecho pero, me da la impresión que esta propuesta, cuyas características la convierten en una especie de “minijob” de la presentada por Podemos en su programa de intenciones, aparte del suturamiento coyuntural de la problemática social de los colectivos mencionados, no alcanza a ofrecer  una solución eficaz y efectiva que alcance a paliar el desajuste social y ofrecer una salida definitiva a la resolución de la crisis que vaya a culminar mediante la recuperación definitiva del empleo.

No están tan lejanos los tiempos en los cuales nuestros políticos vinieron a hacer gala de un mejor sentido de la estrategia y de la utilización de los recursos públicos a la hora de aplicar políticas de fomento del empleo, con la intención de llevar a la España social a la capacitación de aprender a pescar, en lugar de acceder al pescado en el canasto. Hubo un tiempo en el que las actuales Oficinas de “Desempleo” se constituían como auténticas y efectivas Oficinas de “Empleo” dotadas de los recursos oportunos para poder ejecutar políticas de colocación adecuadas a una situación similar a la que hoy estamos atravesando.jeje

En plena transición democrática y tras el consenso alcanzado por los agentes sociales y políticos y el gobierno de la nación, el Presidente Adolfo Suárez anunció una serie de medidas para el Fomento del Empleo encaminadas a la recuperación económica y a facilitar la contratación, especialmente de colectivos sensibles a la marginación social. De esta guisa vio la luz el Real Decreto 1445/1982, de 25 de junio del Ministerio de Trabajo Y Seguridad Social mediante la intención de  propiciar la consecución de unos índices de contratación más elevados, lo que permitirá reducir la tasa de desempleo hasta niveles sostenibles.

Las medidas, para las que se efectuó una dotación de recursos económicos en relación directa a los objetivos establecidos, suponían la atención preferente a la colocación de colectivos como venían a ser: Desempleados que hayan agotado las prestaciones de desempleo o que tengan responsabilidades familiares, personas discapacitadas, mujeres con responsabilidades familiares y trabajadores jóvenes en prácticas y formación. Meses después, y tras el acceso al poder de Felipe González tras las elecciones del 28 de octubre del mismo año, el nuevo gobierno socialista ratificó las medidas e inclusive las amplió a otros colectivos sensibles lo cual vino a significar una auténtica revolución que propició una espectacular recuperación del empleo en nuestro país.

Se primaba el empleo de calidad. En este sentido, además de subvencionar la contratación temporal hasta tres años, se primaba, bonificando al empresario, la conversión indefinida del contrato a la finalización del periodo temporal acordado.

Las empresas que contrataban personas discapacitadas, obtenían importantes subvenciones en las cuotas de la Seguridad Social, aparte de una importante cantidad a fondo perdido acorde al nivel de minusvalía acreditada.

Se regulaba el aprendizaje juvenil y las prácticas laborales, subvencionando además la conversión de los contratos fantasmatemporales en indefinidos a la finalización de la eventualidad contractual.

Aparte de todo ello, las medidas se complementaban con importantes subvenciones fiscales que perfeccionaban e incentivaban el espíritu de la contratación.

Puedo comentar de forma directa estas medidas, aunque muy someramente por motivos obvios de espacio, por cuanto yo mismo viene a ser el responsable  de la ejecución del programa en nuestra comarca como Jefe de Área de la Oficina Comarcal del INEM. Y puedo asegurar que el impacto que éstas medidas ejerció sobre el contexto socioeconómico de toda nuestra zona, al igual que en toda España, vino a ser auténticamente espectacular. No conocí nunca un periodo de tanta actividad en lo referente a la contratación en toda mi vida en la Administración y estimo que vino a ser larga, no tengo empacho en manifestar que el desempleo en nuestra zona quedó reducido en el periodo de vigencia de las medidas, a una constatación meramente coyuntural.

Hubo posteriormente un intento de realizar algo semejante, que llegó a estar bien establecido, pero que, aunque eficaz, no llegó a alcanzar la espectacularidad de desarrollo que el mencionado R. D. de 1982, que vino a ser el Real Decreto-Ley 7/1996, de 7 de junio, sobre Medidas urgentes de carácter fiscal y de fomento y liberalización de la actividad económica, promulgado por el gobierno de José María Aznar apenas unos meses después de su acceso al poder tras las elecciones del 3 de marzo de 1996. Dichas medidas venían a incidir especialmente en la disminución impositiva para las empresas que contratasen determinados colectivos de trabajadores y estableciesen el aumento de plantillas mediante la contratación indefinida, bien de forma directa o mediante la conversión de su plantilla eventual.

Sin alcanzar la espectacularidad del desarrollo del Real Decreto de Fomento del 82 antes mencionado, el R.D.L. de Aznar llegó a constituirse como una herramienta efectiva en la reactivación económica en un momento también muy delicado y, por ende, sobre la creación de empleo, constituyéndose, sin duda ninguna, ambas modalidades durante todo el periodo de su vigencia como las épocas de prosperidad más contundentes y productivas en todo el periodo de nuestra democracia.

No tienen nada que ver el espíritu de éstas medidas con las propuestas que se efectúan hoy en día, aparentemente más dirigidas a gastar pólvora en salvas que a propiciar una salida efectiva a la actual situación de crisis que padecemos. La entrada de Mariano Rajoy al gobierno de la nación propició una serie de medidas diametralmente opuestas a las establecidas por su antecesor Aznar, por lo que las consecuencias no dejaron lugar a dudas en referencia a comparativa. Al elegir la recaudación a una intervención más keynesiana, Rajoy optó por una vía dura que ralentizó la recuperación y el empleo. Y en lo referente a la izquierda, la amenaza “Podemos” se ha constituido como una especie de complejo o barrera a superar, por lo que, en lugar de concebir propuestas dedicadas a la aportación de recursos sobre el restablecimiento del empleo duradero y de calidad, se opta por la demagogia directa de ofrecer el ”pan para hoy” sin concebir siquiera como se va a poder sostener la propuesta en el tiempo sin ampliar la base social del trabajo mediante la indefectible disminución del nivel de desempleo hasta situaciones sostenibles. Parece ser que importa más la recuperación rápida de la intención del voto que la consolidación en tiempo más prudente de la estructura del propio partido mediante la vocación de permanencia en una situación propicia de libertad y progreso sostenible.

Terminaré deseando al flamante Secretario General del PSOE Pedro Sánchez que no se deje llevar por los fuegos de artificio coyunturales que deslumbran desde una situación de evidente coyuntura y vuelva hacia las raíces de su contexto ideológico que alcanzó a resolver la cuestión del postulado marxista. Las palabras de Eduard Bernstein no pudieron ser más elocuentes: “(…) la palabra revisionismo, que en el fondo sólo tiene sentido para cuestiones teóricas, traducida a lo político significa reformismo, política del trabajo sistemático de reforma en contraposición con la política que tiene presente una catástrofe revolucionaria como estadio del movimiento deseado o reconocido como inevitable”. Se puede decir todo lo alto que uno desee, pero nunca más claro: Efectividad, o si se quiere realidad, frente a demagogia.

Julián Sánchez

 

 

Acerca de javier

4 Comentarios

  1. Seguramente Pedro Sánchez ha inoculado un soplo de dinamismo en su equipo con la incorporación de jóvenes valores, debe resurgir un nuevo proyecto con el cual pueda hacer frente al Partido Popular. El caudal político del PSOE es superior al PP, según mi opinión, y empatado técnicamente según las encuestas, pero deberá además de serlo, demostrarlo. Nada será fácil para nadie, y solamente con un equipo sin grietas, firme, trabajando con seriedad y escuchando los problemas que tiene la sociedad, estarán al alcance de conseguir lo que se proponen.
    La vieja guardia debe por imperativos del sentido común ; dejar paso a los jóvenes y permanecer en segundo plano apoyando lo que debe ser el inicio al retorno de la coherencia. Nadie es imprescindible pero hay personas de las que no se puede prescindir. La juventud siempre impaciente es necesario que se postule como la nueva alternativa al poder establecido y surgido de las urnas, pero debe ser consciente de que también es importante la calma y no la precipitación, empecemos con calma y el aliento de la gente nos motivará para acelerar el ritmo de nuestro trabajo, quizás sea la postura que debería de tomar Pedro Sánchez al respecto, y con esto me refiero a tu nivel de exigencia Julián.
    Me alegra que prodigues cierta ejemplaridad con las políticas de empleo de Felipe González, porque en todas las manifestaciones de Pedro Sánchez divulga su notoria admiración y referencia hacia el expresidente . De todas formas, hay un antecedente claro y que además no deja dudas de lo que no se debe hacer, por lo tanto espero que el PSOE practique aquello de, “rectificar es de sabios”.
    Es importante escuchar a quienes discrepan porque seguramente serán capaces de poner encima de la mesa nuevas iniciativas con las cuales pongan fin a posturas devoradas por la evolución constante de la vida, y esa diligencia de avivar el alma dormida no debe de tentarnos a adoptar la DEMAGOGIA como muleta de apoyo. CUIDADO!!! ya que es de fácil contagio.
    Siempre he sido respetuoso con aquellos partidos, minoritarios o no, que puedan promover el sentido común y fomenten el blindaje del estado de bienestar, quizás deba desprenderme de esa deferencia con PODEMOS. Como ya te anuncie Julián, el otro día asistí a la asamblea que organizó el partido de Pablo Iglesias en Utiel, y no te imaginas lo que lamento no haberte hecho caso, y quedarme paseando con mi mujer por nuestra Avenida.
    Lo calificaré de “engañabobos”, disculpad la expresión, pero no encuentro otra forma de expresar ese intento de embaucarme políticamente. En el contexto político actual, es la oportunidad, y sin duda justificada oportunidad por el descredito merecido de los dos grandes partidos políticos, de nuevos partidos emergentes y minoritarios, pero añoro esa falta de tener en cuenta aspectos fundamentales para que la sociedad crea en ellos. Programas afines a la viabilidad, y exclusión total de la DEMAGOGIA. Me encantaría poder dialogar con miembros de PODEMOS, pero tal y como pregonan esa animadversión con el resto de partidos políticos, como si el resto de formaciones padeciesen un contagioso “ébola ideológico”, es muy complicado, y no olvidemos que el grueso elemento consustancial de la política es el DIÁLOGO.
    Respecto a la asamblea de PODEMOS, anteriormente citada, la resumiré porcentualmente, 60% del tiempo criticando al PP y PSOE (ninguna propuesta al respecto, solo críticas, les recordaré aquella frase de M.Azaña: “hacer oposición política es destruir con una mano y construir con la otra”), el 30% escabullirse de la responsabilidad de responder a todas las preguntas alegando que son un partido que todavía no tienen las bases asentadas, y otorgando la categoría de asamblea constituyente a dicha reunión, por último, un 10% en una “ilegal” colecta económica depositando un pañuelo en el centro del “circulo”, justificando la autofinanciación del partido (digo “ilegal”, porque toda donación, “crowdfunding”, micromecenazgo, o como se quiera catalogar, deberían de ser nominativas y regladas).
    La FANTASÍA-DEMAGOGIA no cabe en esta época prodiga en engaños permanentes. Y esto hay que tenerlo en cuenta.

  2. Os mueve el interés personal.

    Un partido que no concuerda con vuestras ideas es una amenaza, literalmente. Se ve que la democracia y la diversidad de opiniones os chirría a algunos…

    Luego me hace gracia que critiquéis la asamblea de Podemos por criticar el 60% del tiempo a PP y PSOE, mientras que tanto para el PP como el PSOE el 100% de su programa es criticarse mutuamente, y luego hacen lo contrario a lo prometido y os calláis como ovejas obedientes…

    Con respecto a la financiación: el crowfunding no es ilegal, (a pesar de querer limitarlo el gobierno por miedo), lo que es ilegal, amigo David, son las donaciones de las empresas a cambio de tratos de favor (el dinero negro que los medios llaman b) con las que se mantienen los partidos del bipartidismo y por las que tenemos hasta al presidente del gobierno imputado (menudo pais de chiste y pandereta), no os preocupéis que con las modificaciones legales (por las que tp os quejastéis) el tribunal supremo se encargará de indultarlos, que es colega. Pero mira por lo menos hemos avanzado un poco, y hemos hablado de podemos sin nombrar a Venezuela o a ETA (hay que ver menos13tv, parece mentira que una cadena financiada por la iglesia mienta tanto)

    No entiendo como en este contexto podéis criticar el crowfunding sin nisiquiera pararos a pensar en lo corrupto de la financianción del bipartidismo, denota mucho interés egoista y personal (no trabjaremos en el PSOE?)

    Pedro Sánchez si que es más de lo mismo, un instrumento que venden a la masa como la joven renovación democrática, querer mejorar tu país siendo la imagen pública de una de las empresas que lo saquean es un tanto ridículo, aunque cuenten con el apoyo de la propaganda mediática. Su partido está implicado en el escándalo de corrupción con más imputados de España (elevado al supremo ya para empezar a indultar)… Así que “rectificar no es de sabios”, mejor “los crímenes se pagan”.

    Hay que ver menos, o por lo menos creerse menos lo que dicen Prisa, Atresmedia o mediaset.

    Por último concuerdo con Julián con que hace falta crear trabajo serio y digno, que no sea pan para hoy, y España lleva creando trabajo precario los último 6 años (tenemos los camareros mas preparados y peor pagados de toda europa), pero desde luego con leyes que precarizan aun mas las condiciones y que blindan legalmente la explotación laboral poco vamos a conseguir…

  3. Por una cuestión de simplicidad me dirigiré a usted como Juan, ya que su seudónimo es un tanto extenso y proclive a una respuesta confusa. Si le tuviera delante amigo Juan, le diría con educación, que parece tener ciertos problemas de visión, creo que se denomina ceguera transitoria. Me REPUGNAN los casos de corrupción del PSOE, del PP, de Pujol, de Urdangarín … TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS, y quizás aquellos que estén más cerca del partido en el que me pueda sentir identificado, no solo se convierte en un sentimiento de asco sino también de VERGÜENZA. Todo parece indicar que su impedimento es de interpretación o comprensión, PODEMOS se ofrece a la sociedad como ese partido diferente, ajeno a los hábitos de la “CASTA”, y no es cierto, empiezan como todos, dedicando esfuerzos a criticar al prójimo político, quizás venga al caso una cita de A.Einstein … no pretendamos que las cosas cambien, si seguimos haciendo los mismo…
    Supongo que cuando una formación política todavía tiene el andamiaje de la estructura puesto, y cuyo principal cimiento es la exquisita verborrea y oratoria de su líder, genera vínculos de extrema dependencia con él. Por eso, en cuanto el orador no está a la altura de Pablo Iglesias, existe el riesgo de pregonar palabras vacías y lindar lo grotesco, como percibí en la Asamblea de Utiel.
    Pablo Iglesias, seguramente, dedicó horas y horas, para encontrar un término ajeno a la injuria y calumnia (por cuestiones legales y jurídicas), de fácil comprensión, con inherencia de “slogan” para definir al bipartidismo, la CASTA . Como citaba anteriormente, siento asco y vergüenza por los corruptos del PSOE, pero es injusto generalizar con ese vocablo al resto de la formación política, y ante eso evidencia su POPULISMO y DEMAGOGIA. Así que no he pasado tantas horas como él, en buscar otro término libre de ultraje y de insulto (por cuestiones legales y jurídicas), ENGAÑABOBOS ( según la RAE … persona que pretende embaucar o deslumbrar).
    Me obliga evidenciarle que hoy y ahora carezco de “aire propagandístico”, porque no tengo hipotecas personales ni deudas morales con ningún partido, así que poca aportación politóloga podré hacer, sin perjuicio de que mis postulados ideológicos sean de izquierdas y de defensa de los derechos sociales.
    En Política es muy importante la distinción entre “OPINIÓN” y CRITERIO”, y usted, dicho con respeto, únicamente tiene opiniones políticas, pero no criterio político. La distinción entre ambos conceptos debería tenerla clara, pues ayuda a la comprensión de lo que es “respeto político” (una simple “opinión política” vacía no es respetable en términos políticos, y sin embargo si lo es un “criterio político”. Y para concluir, le diré en mayúsculas lo siguiente:

    1º) PODEMOS ESTÁ EN “PAÑALES” POLÍTICAMENTE HABLANDO. Esto es una realidad, cuya admisión y desde la modestia y la humildad puede hacerle crecer como partido, pero parece no ser el caso. Hay que presuponer que existen personas en él con buena fe y capacidad de trabajo, pero sistemáticamente han obviado la posibilidad de DIÁLOGO con el otro partido de izquierdas, el PSOE.

    2º) SU “LICENCIATURA EN LA CALLE”, DE MOMENTO ES UN ACTO DE FE. Porque carece de programa, y esas populares “octavillas” solo contienen principios muy generales, que no son suficientes para atraer al ciudadano. No dudo que exista fundamento y resignación suficiente, pero para hacer un programa político preciso y ajustado hay que interpretar bien la Constitución y saber las competencias locales, y en ese ámbito también está en “pañales”. Qué tiene de diferente un partido que en su primer acto público lee el “manual de instrucciones”, perdón el decálogo de compromisos. Respecto al tema de la autofinanciación, en ningún momento he manifestado mi contrariedad, pienso que es una iniciativa que deberían adscribirse el resto de partidos políticos, pero no depositando un pañuelo en el suelo (eso sí que es dinero B, ya que no son donaciones nominativas ni regladas).

    3º) A MUCHOS PARTIDOS POLÍTICOS SE LES PUEDE APLICAR ESA MÁXIMA DE ERASMO DE ROTERDAM: “EN EL PAÍS DE LOS CIEGOS EL TUERTO ES EL REY”. Así nacen algunos portavoces, que a veces son flor de un día.

    4º) EL INTERCAMBIO DE IDEAS ENRIQUECE EL DIÁLOGO POLÍTICO, pero con la premisa de que esas ideas estén basadas en “criterio”, de todas formas, siempre es un placer intercambiar opiniones o criterios, desde el respeto.

    Un cordial saludo, amigo Juan.

  4. Digamos que s Juan

    Hola amigo David, yo no voté ni voy a votar a Podemos (mucho menos a PP o PSOE) de momento. Pero lo que me molesta como demócrata es la continua criminalización a la aparición de nuevas ideas y propuestas jóvenes, como usted muy bien dice el intercambio de ideas enriquece el diálogo político… Por otra parte es evidente que existe una élite (llámala casta, plebe o como gustes) alentada e integrada en su mayoría por gente o aportadores económicos del bipartidismo, que PI forme parte o no de ella el tiempo lo dirá. Estoy de acuerdo con que Podemos peca de demagogia, pero dígame ¿qué partido no lo hace? Hay partidos que pecan de cosas mucho más graves…

    Por otra parte engañabobos es vender a Pedro Sánchez como renovación de un partido corrupto (mejor renovación habría sido rescindir el contrato de todos los imputados, incluyendo aforados, por ejemplo), me sorprende la facilidad de “olvidar” que tiene la gente. Es más, a mi Pedro Sánchez me parece una estrategia de marketing de una empresa que se hunde, una burda imitación de la demagogia de Pablo Iglesias.

    Por último no me diga que no tengo criterio político, no me conoce de nada y yo podría afirmar lo mismo de usted, de hecho usted repite lo mismo que se ve a diario en la televisión y no soy tan atrevido de hacer esa afirmación porque yo tampoco le conozco.

    Un placer haber dialogado con usted.

Deja un Comentario

Scroll To Top