Sábado , 19 agosto 2017
Titulares de hoy
Inicio » Columnas » La guerra dialéctica
La guerra dialéctica

La guerra dialéctica

Requena (17/06/17). Aymara Carrascosa – The Pink World from Requena

Estas últimas semanas Risto Mejide y Andreu Buenafuente están viviendo su particular guerra a causa de una mujer.laura-y-risto

El personaje televisivo, por no decir presentador, jurado y/o polemista desde su columna en un diario con el que colabora, dejó claro su malestar por los chistes que el presentador de “Late Motiv” ha realizado sobre la diferencia de edad entre éste y mujer Laura.

Buenafuente lleva desde hace unas semanas haciendo humor con la boda del presentador y la youtuber y/o influencer: “A mí este tipo de movidas con tanta gente me ponen un poco nervioso. Una boda de 500 personas ya no es una boda, es un evento. Es imposible conocer casi a los 500″.

En el programa ”Homo Zapping”, Silvia Abril, mujer de Andreu, se metió en la piel de Cayetana Guillén en un sketch que dejo perlas como estas: “Cuando Aznar gobernaba tu novia solo sabía decir: agugu tata” o “no os preocupéis, seguro que ha ido a cambiarle los pañales a su novia y ahora vuelve”.

Al parecer ese señor con gafas llegado de la publicidad que irrumpió como un ciclón en la tele, siempre enfadado y con malos modos. Que luego se aclaró las gafas, derivó a entrevistador y ahora regente un programa sobre el amor (o no), se ha sentido un incomprendido por la campaña humorística a la que está siendo sometido y ha explicado que aunque reírse “nos hace más sanos. Hay parejas con una diferencia de edad notable a las que a lo mejor sí les hace daño el humor que practica Buenafuente”.

Risto Mejide de 43 años se casó el Mayo pasado con Laura Escanes  de 21 por el rito de la exclusiva en ¡Hola!portada-hola

El publicista y su novia se prometieron en 2015, unos meses después de conocerse. Desde entonces ellos a través de sus redes sociales y la biblia rosa con nombre de saludo, no han dejado de bombardear al público con los detalles de su enlace.

La mediática pareja escogió una masía del siglo XVI para darse el sí, quiero ante 550 invitados, la novia lucia para la ocasión dos vestidos de Rosa Clará

Risto negoció en persona la exclusiva de su boda con ¡Hola!, por la que ha cobrado unos 80.000 euros incluyendo posado previo de su ya mujer con vestidos de novia y varios avances informativos sobre los “secretos” de la boda.

La joven tampoco oculta su ánimo de lucro en sus canales, de hecho ha colgado vídeos explicando por qué ha abandonado la universidad para dedicarse a su “trabajo” de youtuber, que requiere “mucho tiempo” para la edición de vídeos, posados fotográficos, textos y demás. Además cobra aproximadamente 1.000 € por post.

En su web da las gracias a todas las marcas que patrocinaron desde su boda, hasta su despedida de soltera. Los anunciantes le patrocinaron todo (vestidos, catering, fotos, vídeo, maquillaje, taller de flores), incluso toda la organización de su boda vía weddings planners, en plural.

Varias son las reputadas firmas de cosmética y moda que cuentan con ella a menudo aceptando sus tarifas y le regalan productos. Desde su boda su caché va en aumento. Podemos decir que ella se ha convertido en el mejor producto de marketing de su marido.

Y mientras su mujer sube en seguidores Risto parece que los pierde.  En 2015 tenía un 14% de seguidores y un 28% en detractores. Hoy sus datos caen con un 33% de detractores y 6% de fans.

Entonces la pregunta que yo me hago es: ¿Tiene Risto derecho a sentirse ofendido ante los comentarios públicos sobre su vida personal, cuando él la ha aireado en internet y a golpe de talón?

anillos boda-1 homo-zapin laura-escanes-youtuber pareja portada

 

Deja un Comentario

Scroll To Top