Martes , 21 noviembre 2017
Titulares de hoy
Inicio » Columnas » ¿Nochebuena o Nochevieja ?

¿Nochebuena o Nochevieja ?

LA HISTORIA EN PÍLDORAS. IGNACIO LATORRE ZACARÉS.

¿Qué celebrará usted el 24: la nochebuena o la nochevieja? ¿qué pasó en la comarca el 5 de octubre de 1582?

Seguramente el 24 de diciembre próximo Ud. tenga programado cenar rodeado de un ambiente íntimamente familiar para celebrar la Nochebuena que rememora el nacimiento de Jesucristo.

Dejaremos atrás cuestiones como es el cambio de la costumbre de celebrar la Nochebuena que hasta hace poco en el ambiente rural era una noche de fiesta entre amigos (la “zahora”) y que ahora por influencia urbana y televisiva se ha permutado por una cena familiar. Lo cierto es que cuando uno repasa las primeras actas que se conservan del Concejo de Requena (las de 1520 a 1535) observamos que cuando los antiguos regidores se reunían para dirimir los negocios de la villa del 25 al 31 de diciembre, en vez de poner el año que estaba en vigor, en el acta escribían la fecha como si el año hubiera cambiado. Cuando se reúnen el 29 de diciembre de 1520, ellos anotan que el acta es del 29 de diciembre de 1521 y cuando lo hacen el 27 de diciembre de 1527, el escribano anota que es el 27 de diciembre de 1528. ¿Tantas ganas tenían de pasar de año nuestros servidores de la “res pública”? ¡No! Simplemente es que era así: el 25 de diciembre empezaba el año nuevo, ya que un monje del S. VI, Dionisio el Exiguo, había establecido el nacimiento de Jesucristo e inicio de la era cristiana, la actualmente empleada, un 25 de diciembre de 754 años después de la fundación de Roma. Y desde entonces empezó el siglo I de nuestra era, a pesar de que el monje se equivocó en unos pocos años en el nacimiento de Cristo. Cuando no se tiene en cuenta este dato por un investigador, cae en el error de fechar el documento un año después de la realidad.

Y es que la medición del tiempo ha cambiado sensiblemente en la historia. La propia Carta Puebla de Requena emitida el 4 de agosto de 1257 desde Atienza, sin embargo, está datada el 4 de agosto de 1295. ¿Por qué? Pues simplemente, porque en esa época nuestro calendario se regía por la llamada “era hispánica” que no comenzaba en el s. I actual, sino en el 38 antes de Cristo, fecha de pacificación romana de la Península Ibérica. Así pues, cuando un documento está fechado en “era hispánica”, nosotros para saber exactamente su fecha debemos restarle 38 años, como a nuestra Carta Puebla y muchos privilegios de la época.

Ahora vayamos a la segunda pregunta: ¿Qué pasó en la comarca el 5 de octubre de 1582? Pues no pasó nada, absolutamente nada. Ni pasó nada el 5 de octubre, ni el 6, ni el 7, ni el 8 y así hasta el 14 de octubre. Y no pasó absolutamente nada porque simplemente esos días no existieron. ¿Cómo? Pues así fue, del jueves 4 de octubre de 1582 se pasó directamente al viernes 15 de octubre del mismo año. Es más, Santa Teresa de Jesús murió el 4 de octubre de 1582 y fue enterrada el día siguiente, que consecuentemente no fue el 5 de octubre, sino 15 de octubre, por lo que si alguien lee las fechas en frío puede pensar lógicamente que estuvo 11 días sin enterrar (lo que no pasó). La explicación es que Gregorio XIII se dio cuenta que algo iba mal en el calendario. Anterior al calendario gregoriano (adoptado a partir de 1582) regía el llamado calendario juliano (de Julio César), establecido desde el año 46 de nuestra era. Era un calendario muy parecido al actual, con sus bisiestos y todo, pero con un pequeño problema: calculaba que el año duraba 365 días y 6 horas, cuando en realidad dura 11 minutos menos. ¿Qué son 11 minutos en un año? Pues en un año apenas un instante, pero en más de 1.200 años ya se habían acumulado 10 días de retraso y no cuadraba la Pascua (lo que realmente les interesaba), las estaciones del año, etc. Así pues, esos 10 días que van del 5 al 14 de octubre de 1582 se suprimieron, nunca existieron, para corregir el desfase existente.
Esto ha provocado algunos falsos históricos como es la conmemoración de 23 de abril como día del Libro porque ese día coincidían las muertes de Cervantes y Shakespeare. ¡Pues no! Cervantes murió o fue enterrado (que no se sabe bien) el 23 de abril del calendario gregoriano (el que se utilizaba entonces en España) y Shakespeare un 23 de abril del calendario juliano (10 días después) que es el que se aplicó en Inglaterra hasta 1752. Estos ingleses siempre tan especiales.

¿Ya no tendremos más cambios en el calendario? Pues, seguramente sí habrá cambios, porque el actual calendario gregoriano también se desfasa 26 segundos por año, así que dentro de 3.300 años habrá que ajustar un día. No sé si lo llegaremos a ver.

Deja un Comentario

Scroll To Top