Jueves , 14 diciembre 2017
Titulares de hoy
Inicio » Política » Representantes del PSOE de Requena, con Pedro Sánchez en Silla
Representantes del PSOE de Requena, con Pedro Sánchez en Silla

Representantes del PSOE de Requena, con Pedro Sánchez en Silla

El pasado martes día 17 de junio, más de 450 personas se reunieron en Silla para apoyar la candidatura de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE.

Entre los asistentes, Requena estaba representada por Mario Sánchez, secretario general de la agrupación y José Chirivella, secretario de organización comarcal. También ACTO-SILLA-2hubo representación de Chera con Toni Quintana, teniente alcalde de Chera y secretario general comarcal. Hay que recordar que Pedro Sánchez estuvo en Requena hace un par de meses y que ya entonces aprovechamos para trasladarle nuestras inquietudes sobre el partido y las necesidades que Requena tiene.

En su intervención en Silla, Pedro Sánchez afirmó: “Si soy secretario general no me temblará la mano con la corrupción”. También se comprometió: “Si soy secretario general y ganamos las elecciones en 2015, derogaremos la reforma laboral. La desigualdad es el principal problema de este país.”

ACTO-SILLAAdemás, abogó por una reforma de la Ley de Partidos, limitando las aportaciones privadas, así como los mandatos orgánicos e institucionales. Además, precisó que es necesario un Tribunal de Cuentas independiente donde no haya representantes de partidos políticos para que éste sea realmente efectivo.

Pedro Sánchez, que se definió como “un militante de base, sin cargos en ninguna ejecutiva a ningún nivel”, expresó su deseo de “ser el secretario general de todos los socialistas” y de “darle protagonismo a los militantes de base para que sean consultados en las decisiones importantes, no solo para elegir al secretario general”.

Sin duda, Pedro Sánchez es la renovación que se pide desde hace tiempo para el PSOE. Una cara nueva, con ideas nuevas y ninguna atadura de anteriores etapas.

ACTO-SILLA-3

 

 

 

 

FOTO-ACTO-REQUENA

 

*Foto del acto de Pedro Sánchez en Requena en días pasados

6 Comentarios

  1. Julián Sánchez

    No están mal las declaraciones de intenciones de Pedro, por ahí se empieza. Y que no haga caso a los que dicen que es muy joven que ser joven no es una rémora, es una virtud.

  2. Hace apenas 3 días se cumplían 100 días del final de la campaña de las primarias para elegir al líder del PSPV-PSOE, el final de miles y miles de kilómetros y el final de decenas de actos… con permiso de un amigo y un político, transcribiré al castellano su sentimiento coincidente también con el de muchos otros militantes, simpatizantes y socialistas de corazón sin carnet.

    … 100 días después estamos de proceso congresual. Otra vez. Ya he dicho que si sirve para hablar de los problemas de la gente, bienvenido sea, pero si al final es un debate de caras, familias y compañía, de poco servirá. Siempre he dicho que había que escuchar a los dos candidatos y después actuar en coherencia. Ahora, digo lo mismo (son 4, Pedro Sánchez, Eduardo Madina, Pérez Tapias y Alberto Sotillos… casi todos jóvenes y con ganas de cambiar la situación). Escuchemos y actuemos con coherencia. Más ahora que hemos conseguido por fin eso de “un militante un voto”. Y que no haya más barón de cada uno (por cierto fea palabra, y pienso que no ayuda a recortar esa distancia entre el político y el ciudadano, dejemos a los barones y a las “baronesas”). Al igual que hace meses, creo que es el momento de la Política, con P mayúscula, no es el momento ni del “politiqueo”, ni de la “alta política” que nos ha llevado donde estamos. Creo que es el momento que los candidatos digan si están dispuestos a renunciar a su aforamiento, a marcar límites a sus mandatos públicos, a cobrar únicamente un sueldo si cobran más. Eso es comenzar a hacer Política que quiere la gente. A comprometerse a decir la verdad de las cosas, caigan mejor o peor, pero siempre la verdad, parafraseando a Largo Caballero, “aunque duela”. A seguir las reglas del juego pactadas, pero dispuestos a cambiarlas, a cumplir con los compromisos sin olvidar que el mayor compromiso de los socialistas es con todos y todas, pero sobretodo con el que menos tiene. A hablar claro, mucho. A comprometerse a hacer lo que se dice, siempre. Primero lo hace uno y después se cambia donde se ha de cambiar. Siempre llegamos a la misma pregunta: Continuamos o cambiamos?…

    El PSOE precisa con urgencia una dosis importante de autocrítica. Con los resultados existentes, cualquier atisbo de triunfalismo es un ejemplo de inmadurez política. Hay que cambiar rostros en todos los niveles, y recuperar la confianza de los ciudadanos. Y reitero, es completamente necesario ejercer la autocrítica, y realizar un estudio serio y riguroso de cuáles son las razones por las que la “mayoría social de izquierdas” no se convierte en “mayoría electoral”. Nuevas formas, nuevas ideas y nuevos rostros deben ser instrumentos para recuperar esa confianza que el ciudadano está demostrando que no tiene.

    El PSOE, es la única y verdadera izquierda, no la izquierda del agradecimiento del folio en blanco cuando se escriben programas quiméricos, es la izquierda que nos ha hecho progresar, es la izquierda de todos los legados sociales que hemos disfrutado y que van borrando cada día… solo necesitamos cambiar y recordar aquel 28 de octubre de 1982, esa transformación del blanco y negro de la sociedad al HD de alta definición que se consiguió durante los posteriores años, ese es el verdadero PSOE debemos de recuperarlo y exhumarlo… y lo conseguiremos.

  3. Flaco favor a la izquierda y al propio PSOE, el abogar por la recuperación del partido del 82, el de Felipe González, al que no hay nada mas que ver en sus permanentes vacaciones pagadas, miembro del consejo de administración de Repsol, cobrando además del estado, defendiendo la monarquía como el que más. Si esto fuera la única izquierda, ésta estaría de luto. No, no es así y si el PSOE no aprende rápido, la gente de izquierda de verdad que quede allí, tiene un ejemplo al cual está abocado cada día con mas claridad:el PASOK en Grecia.

    • No abogo por ese Felipe González desgastado y en cierta forma corroído por el óxido del poder. Abogo por ese entusiasmo de cambio que un joven abogado sevillano con pelo largo y chaqueta de pana, fue capaz de aglutinar en torno al PSOE en el mayor caudal de ilusión jamás generado en la historia reciente de este país. La ilusión es la necesidad, el cambio es el camino y la libertad de derechos es el objetivo.

      Abogo por aquella noche del 28 de octubre de 1982, convirtiéndose en el momento más esperado por varias generaciones, la de los más jóvenes idealistas y las de los luchadores más veteranos, una noche donde fueron derramados ríos de lágrimas de felicidad ante los nuevos horizontes que se abrían para el país, horizontes necesarios en estos días …cuando vemos la hambruna infantil (somos subcampeones de Europa, jamás hubiese imaginado que esa circunstancia sucediese en España), el exilio laboral de jóvenes intelectuales preparados con el dinero de nuestros impuestos, a los 6 millones de parados, una tasa de desempleo superior al 25% … es innegable que necesitamos cambiar. ¿Continuamos o cambiamos?

      En TODOS los partidos existe un cementerio de cadáveres políticos, y estoy de acuerdo en que alguno debería dar un paso al frente y dimitir. Hay una incapacidad manifiesta del sentido de la responsabilidad, hasta el punto de que no son ni creíbles en su mismo partido. Los vestigios del pasado solamente son una referencia de lo remoto en ningún caso del futuro.

      Respecto al tema de la República, deberíamos pensar que si todos los republicanos fueran de izquierdas, el concepto de democracia, en mi opinión, no podría aplicarse, pues estaríamos omitiendo la posibilidad de considerar propuestas algo más conservadoras.
      La verdad es que la justicia y la promoción de derechos y libertadas también se supone que vienen garantizadas con nuestra actual monarquía parlamentaria (se supone). No digo que siempre sea así, desde luego, pero tampoco creo que la República sea la solución al problema ahora mismo.
      No me considero monárquico pero quizás tampoco republicano, a mí también me parece graciosa la idea de un jefe de Estado que toma el relevo por meras cuestiones de descendencia, como si fuese una colección de sellos que pasa de manos de padre a hijo. Sin duda, la idea de una elección democrática me resulta más acorde con la época. No considero que la República vaya a impulsarnos a la cima del bienestar, pero quizás más coherente que una monarquía en el contexto de los gobiernos actuales. De todas formas, el PSOE no se ha posicionado al respecto ya que el debate no es ese, digamos de forma coloquial, ha dejado que el “abuelete” Juan Carlos se jubile.

      Esos que ven una España etiquetada con populismos como “si eres de derechas eres monárquico, si eres de izquierdas eres republicano, si te gustan los toros eres “facha”, si eres homosexual eres de izquierdas, si eres ecologista o feminista….
      El problema de España es que la izquierda confunde ‘republicanismo’ con ‘apología de la II República’, como si todos los que quisieran un Estado sin monarquía tuvieran que ser admiradores de la bandera tricolor. Tenemos políticos que distorsionan a la sociedad con demagogia y populismos sacando la tricolor a pasear más que yo a mi perra. Algunos además parece que no tengan más debate que éste, cuando al hombre de a pie no le importa si hay o no rey, sino llegar a fin de mes o llanamente que su hijo no pase hambre. Por eso, cuando veo a Cayo Lara o a Pablo Iglesias poner la República como su máxima aspiración, como si eso fuera lo que más preocupa ahora mismo, les pediría que pusieran la estabilidad institucional por delante (quiero creer que esa ha sido la postura del PSOE, independientemente del sentimiento republicano que pueda existir dentro del partido). Ser republicano no es sacar a pasear la tricolor, ponerla de fondo en los perfiles de internet, venerar la II República y afirmar que sólo IU y PODEMOS son la salvaguarda de los valores republicanos… ser republicano debería consistir en proponer otro sistema sin banderas ni nostalgias falsas, y hacerlo ahora mismo lo calificaría de oportunista, deberíamos promulgarlo en los programas políticos del año que viene y cumplirlo si la mayoría democrática lo decide.

  4. Justo este es el problema del PSOE pero ni lo ven, ni lo verán. Se puede ser Monarquico y “socialista”, defender a los toros, olvidar la memoria histórica, promover la reforma laboral de Zapatero, la reforma express de la constitución y lo que haga falta. Por lo visto, para ser de izquierda, según esa peculiar óptica, solo hace falta tener carnet de ese partido, así les va. El resto para ellos es “populismo”, fata de realismo. Al final, lo único importante, es la estabilidad del sistema ¿el paro qué sistema lo produce?, ¿los deshaucios?, ¿la desigualdad social y económica?. Sigan ustedes defendiendo “la estabilidad del sistema”, el bipartidismo, la ley d’hont y demás pero no pierdan de vista Grecia, es su destino, con un partido socialdemocrata que ha pasado de gobernar a ser la sexta o séptima fuerza política de forma meteórica. Eso no es autocrítica ni es nada.

Deja un Comentario

Scroll To Top