Domingo , 24 septiembre 2017
Titulares de hoy
Inicio » Columnas » Singladuras, II. Con el viento solano
Singladuras, II. Con el viento solano

Singladuras, II. Con el viento solano

Requena(07/07/17). LA BITÁCORA/JCPG

Dicen que Óscar Wilde dijo: “ El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible”. Yo no estoy precisamente muy seguro de que esto sea así, por lo menos en vista de lo que tengo delante. He decidido visitar uno de esos caseríos que en otro tiempo bascularon hacia Los Ruices. A través de viejos senderos y algunos caminos, la gente de un lugar y otro entraban en contacto e intercambiaban experiencias tanto como productos. El viejo Camino de Utiel, que atraviesa los Calabachos a la altura de las Migueletas, era uno de esos lugares de contacto entre la gente de Los Ruices y del Violante.

El Violante estuvo compuesto por tres grupos de casas. Dos de ellos llevan nombre: el Violante, las Casas de Tortas y otra vivienda aislada. No hace ni quince años que aún se construyó una casa nueva. Esta vieja finca, que en su día perteneció a la familia Viana, está hoy abandonada.

No hace falta mucho para comprender qué hacen estas viviendas aquí. Una rambla. Un pozo cercano. Unas tierras feraces. No hacía falta más. Hoy no vive nadie, aunque alguna vivienda todavía está arreglada. Otras revelan ya todo lo que tienen, a veces de la forma más cruel, que es el derrumbe.

violenate-1

Esta es una de las casas mejor conservadas. Aún se nota el rastro de la vida en ella. De una vida que renace aquí de cuando en cuando. No tuvo que ser fácil vivir aquí. La familia de Emilio abandonó la aldea no hace muchos años. Y eso que no había luz eléctrica.

violante-2

Una de las casas más elocuentes. En su rostro, un año: 1911, Finca San José. Todo un mensaje.

violante-3

La carretera de Utiel vista desde la Casa de la Viña, patrimonio en otro tiempo de los García Berlanga y, entre otros motivos, razón de ser de la carretera que conecta Utiel con la Nacional de Albacete. Hoy la Casa de la Viña ha vivido una espectacular transformación; sin duda para mejor.

Una tierra que está escribiendo una nueva página en su historia. La despoblación, el abandono. El despoblado lleva camino de convertirse en matriz cultural, en elemento estructural. Suma cada día más y más realidades. Ante nuestros ojos. Ante la pasividad de una sociedad seducida por una modernidad vacía.

En Los Ruices, a 5 de julio de 2017.

Singladuras III abordará el “interior” del Violante-Casas de Tortas.

Deja un Comentario

Scroll To Top