El Ayuntamiento de Requena continúa con los actos del 8 de marzo dirigidos al alumnado
Leer más
"Soluciones de veteranos y mozos contra la despoblación"
Leer más
Podemos Requena ofrece una Exposición-Tertulia, ¿es El Iva Un Impuesto Justo?
Leer más
El producto CREMA GLOBAL SERAPIA está en oferta
Ver oferta

EL OBSERVATORIO DEL TEJO/ JULIAN SÁNCHEZ
                La noticia de que el presidente de Silicon Valley, Elon Musk, ha hecho un guiño a Valencia consistente en insertar en su cuenta oficial de Twitter un mensaje en el que contesta al Club Tesla España que «también te amo», ha provocado una gran conmoción en nuestra comunidad, y aunque la operación se encuentra en fase totalmente incipiente, tanto que de momento se limita al envío de información por correo electrónico, sin ningún contacto personal, la circunstancia ya ha originado los primeros movimientos en las Cortes Valencianas mediante la interposición de una Proposición No de Ley (PNL) por parte de la diputada autonómica María José García, perteneciente a la formación política Ciudadanos, instando al Consell a iniciar los trámites oportunos para ofrecer a la compañía Tesla Motors instalar su nueva factoría en la localidad de Paterna.

Ignoro el interés de esta diputada, natural de Villacarrillo (Jaén), pero afincada en nuestra comunidad en la localidad de Alcàsser donde ocupó el cargo de concejal, para que la indicada factoría (caso de producirse) se ubicase precisamente en Paterna, obviando al resto de localidades y comarcas valencianas, las cuales podrían ofrecer unas características y condicionamientos, al menos, de características tan interesantes o sugestivas como las que lograse ofertar la reconocida ciudad de la comarca L’horta nord de nuestra provincia. Simplemente nos preguntamos: ¿Por qué Paterna?

La propia diputada lo responde en el cuerpo de la iniciativa presentada: “Paterna cuenta con un polígono tecnológico reconocido y avanzado y algunas de las empresas proveedoras más destacadas de Ford”. En consecuencia, si ya cuenta con todas esas infraestructuras, ¿no sería mejor, en orden a la cohesión y vertebración del territorio en común buscar otras posibilidades que propiciasen un desarrollo más profundo e integral del propio territorio? Me da la impresión que la propuesta de la diputada, aunque con buena intención, resulta al menos precipitada y un pelín sectaria, por no profundizar más.

Pero no únicamente la parlamentaria muestra un interés, al menos preocupante, por Paterna, habida cuenta que, según informaciones que se publican, el propio Presidente Ximo Puig parece compartir la misma idea, como consecuencia de lo manifestado en un comunicado difundido por el propio ayuntamiento de Paterna, en el que aseguran que “la propuesta de la diputada cuenta con el respaldo de Presidencia, tal como le ha trasladado Puig al alcalde”.

La circunstancia no ha pasado desapercibida en nuestro Ayuntamiento, y nuestro alcalde Mario Sánchez quien, con una diligencia digna de encomio, ha comenzado a efectuar las oportunas gestiones en idéntico camino, enviando una carta al conseller de economía Rafael Climent, a efectos de darle a conocer “la gran superficie de suelo de uso industrial de que se dispone en el parque industrial El Rebollar, que puede ser de interés para Tesla o para cualquier otra entidad de similares características”.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, ha defendido la prevalencia de Paterna como municipio idóneo para la acogida de la pretendida factoría, aduciendo que Paterna reúne las características industriales y estratégicas para acoger la planta, y está llevando a cabo una serie de actuaciones encaminadas a potenciar su valor económico e industrial que le lleve a consolidarse como “enclave empresarial de referencia nacional e internacional”.

Ante dicha propuesta, ¿qué podría ofrecer Requena? Pues nuestro municipio cuenta con un municipio que acredita una extensión territorial de 814’21 km. cuadrados, mucho más grande que algunos estados europeos: 1.850 veces más grande que el Estado del Vaticano, 417 veces mayor que Mónaco, 13 veces más que San Marino, 5 veces más grande que Liechtenstein, más del doble que Malta o algo menos del doble del Principado de Andorra. Pese a su extraordinaria extensión, demográficamente cuenta con una población de unos 21.500 habitantes y una densidad demográfica de 26’3 hab./km cuadrado.

Paterna, sin embargo, que tiene una superficie de 35,85 km², según el padrón municipal para 2014 que acredita el INE, cuenta con 67 156 habitantes y una densidad demográfica de 1873,25 hab./km cuadrado, circunstancias de un desarrollo superior propiciado por su proximidad a la capital valenciana.

Pero las características de El Rebollar en orden a su interés industrial, no consisten únicamente en la extensa geografía de su municipio, la condición de nudo estratégico del parque, se muestra debido a su inmediata conexión con la A-3 y el ferrocarril de ancho ibérico, enclavado en un corredor de infraestructuras, situado a 44 km de la A-7 y dispone de parada de tren de alta velocidad, el AVE Madrid-Valencia, además de contar con el privilegio de estar enclavado en la cruz cardinal que conecta directamente la salida hacia los cuatro puntos direccionales de todo el país. Todas estas características convencieron a la empresa multinacional OHL, multinacional presidida por Juan Miguel Villar Mir, para iniciar los trámites de ubicación en nuestro municipio de un centro estratégico de comercio, proyecto que fue frustrado por la aparición de la última crisis y la incomprensible paralización del proyecto del nuevo Plan General de Urbanismo para el municipio de Requena.

Igualmente, su suelo figura calificado como superficie urbanizable industrial y cuenta con informe favorable de la Confederación Hidrográfica del Júcar en cuanto a disponibilidad de recursos hídricos, existiendo además acceso casi total a los terrenos, que son propiedad de la Generalitat y del Estado.

Ofrece también “un entorno libre de contaminación ambiental y paisajística”, que insta a la Conselleria a ofrecer este enclave a cualquier entidad independientemente de su dimensión y características, y más teniendo en cuenta “el compromiso del Consell con la dinamización de las comarcas del interior”.

Y este es precisamente el punto en cuestión a tener en cuenta, la cohesión y vertebración del territorio y su proyección social.  Fortalecer su cohesión económica, social y territorial es uno de los objetivos principales del la UE. En consecuencia, desde el estamento europeo, se viene dedicando una parte significativa de sus actividades y de su presupuesto a reducir las disparidades entre las regiones, con especial atención y sensibilidad a las zonas rurales, a las zonas afectadas por una transición industrial y a las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes.

A fin de promover su desarrollo armonioso general, la Unión Europea fortalece su cohesión económica, social y territorial. En concreto, la UE busca reducir las disparidades entre los niveles de desarrollo de sus distintas regiones. Entre las regiones concernidas, se presta especial atención a las zonas rurales, a las zonas afectadas por una transición industrial y a las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes como, por ejemplo, las regiones más septentrionales con escasa densidad de población y las regiones insulares, transfronterizas y de montaña o interior.

No es de extrañar por ello que desde la Unión Europea se inspire la idea de acortar las diferencias interterritoriales a efectos de propiciar la cohesión y la justicia social entre las diferentes características de los territorios corrigiendo sus desigualdades y facilitando su vertebración. A estos efectos, la desproporción demográfica entre Paterna y Requena, en referencia a habitantes y extensión geográfica pone en evidencia su injusta situación.

Pero El Rebollar no es únicamente Requena. Las posibilidades desarrollistas que el parque tecnológico ubicado en terrenos de nuestra aldea más levantina, es igualmente sustentador de las aspiraciones de toda nuestra comarca e, inclusive, de las otras dos que componen la macrocomarca de influencia, compuesta por las de Requena-Utiel, Hoya de Buñol-Chiva y Ayora-Cofrentes, más Chera y Siete Aguas, poblaciones ya incorporadas de hecho administrativo a Requena-Utiel. Y todas juntas necesitan desde ya mismo una especial atención a sus necesidades desarrollistas que eviten la constante e intolerable sangría social que supone el interminable e irreprimible éxodo de sus activos humanos más jóvenes y preparados hacia la búsqueda de horizontes más propicios.

El gobierno valenciano está compuesto hoy por un tripartito (cuadripartito de hecho) que se llena la boca de proclamar la justicia social, la Igualdad de oportunidades y el combate de privilegios en consecuencia, la actitud de proceder a la acumulación de personas e infraestructuras en la parte precisamente más desarrollada de la comunidad, obviando los derechos, intereses y necesidades tantos años masacrados de las colectividades menos desarrolladas, simplemente por haberse constituido en otras zonas más alejadas del núcleo de privilegio, no parece rezar con las máximas y dogmas de quienes se desgarran la camisa defendiendo el progreso integral de todos. Una cosa es predicar y otra…

Tal y como al principio comentamos, el tema de la instalación de Tesla Motors en Valencia está todavía en fase embrionaria, no podemos conocer a día de hoy la posibilidad real de que este proyecto se pueda hacer realidad o no, pero ya deviene preocupante la idea de que nuestros políticos vuelvan a reincidir obviando territorios los cuales deberían ser tenidos en cuenta prioritariamente en orden a las características que soportan ya de forma histórica. Ya no vale la proclama propia de que la derecha nos limita, ahora no pueden recurrir a ello, habida cuenta de la condición de quienes ostentan hoy las capacidades del poder político.

Habremos de estar vigilantes y denunciar afrentas y actitudes, no es ya cuestión de izquierdas ni derechas, es simple y llanamente exigir políticas de justicia y equiparación integral que vertebre de verdad las posibilidades de una sociedad que está en disfunción social demasiado tiempo, y no están precisamente ahora los tiempos como para dejar la cosa pasar porque sí.

Menos predicar y llenarse la boca de tanto falso progresismo y que procedan de una vez al acometimiento de políticas más acorde a los derechos de los territorios, cuyos habitantes han sido olvidados histórica y sistemáticamente hasta obviar su condición integral de sociedad. Circunstancia la cual les lleva a impedir el acceso al fomento del legítimo derecho a sus capacidades de progresión, que posibiliten la conquista de la modernidad y el bienestar común al que todo pueblo civilizado tiene derecho.

Julián Sánchez                                                       

Comparte: Tesla Motors y Valencia